Gracia, Esperanza y Buen Suceso

15 años han pasado. 15 años desde que la "Grata Esperanza del que lo invoca" desfilara por las calles de la Capital del Segura. 15 años ha que el Stmo. Cristo del Consuelo peregrinó a Murcia, tiñendo con la luz roja de sus tulipas la noche murciana. El pasado sábado 17 de octubre, una imagen ciezana recorrió esas mismas calles. Gracia y Esperanza. Hermosísimo broche de oro a los actos del 40 aniversario de los Hijos de María. Junto con su hermana y homónima Hermandad de la Virgen de Gracia de Murcia desfilaron esa noche.¡Qué bello el mes de octubre!, que ha cogido la costumbre de imitar al de marzo, acompañando a María con la melancolía del otoño. 

"Qué cara más guapa que tiene" Una anciana mujer murciana pronunciaba este piropo a Ntra.Sra.de Gracia y Esperanza nada más verla en la iglesia de San Juan de Dios. Fue el primero de los muchísimos que oí durante la procesión. Incluso el sacerdote se deshizo en alabanzas durante el sermón para la más bella y bendita de las mujeres, representada rícamente, coronada de gloria, en las dos imágenes que nos reunieron. Tras esa sencilla y solemne eucaristía en el pequeño y monumental templo hospitalario, se organizó el cortejo. Abriendo, un grupo de tambores sordos, seguidos de la Cruz del Santo Espíritu, enseña principal de la Asociación de la Salud. El Pendón mayor de la Hermandad precedía a los representantes de múltiples cofradías hermanas. Tras de ellas, el estandarte, los faroles y las manolas ciezanas, orlando a su Virgen, que portaba en su mano derecha, junto al rosario, la medalla de su virginal Hermana. Las numerosas filas que acompañaban a la de Gracia y Buen Suceso cerraban el cortejo. También la imagen que presidía portaba la enseña de su hermana, un medallón ciezano prendido en su manto adornado de flores.

Emotivos momentos nos dejó este histórico evento. La Virgen de Gracia y Esperanza saliendo a la plaza del Cristo de la Salud con Dulce Nombre de María, mientras sus cofrades desfilaban ante ella, Semana Santa Ciezana por cardenal Belluga, Jerusalén por el Romea, La Cruz de Doble Brazo en Trapería al salir del angosto Arco de Santo Domingo, Caridad del Guadalquivir al encuentro de ambas imágenes al regreso. Todos los allí reunidos cantando unidos como uno solo la Salve. La música procesional que tanto nos gusta a los ciezanos y que tan bien se amolda a nuestra solemne y dulce cadencia desbordó estos lugares, trasladando un trozo del Jueves Santo ciezano a Murcia. Contrastaba en cierta forma nuestra manera de procesionar con la de los anfitriones, con un paso más vivo y variable, dependiendo en gran medida de la música. 

Esta jornada nos dejó a todos los asistentes con los ojos empañados de lágrimas, la memoria llena de recuerdos y el corazón henchido de devoción. Solo queda decir ¡Viva la Virgen de Gracia y Buen Suceso! ¡Viva la Virgen de Gracia y Esperanza! ¡Viva la Madre de Dios!

Iglesia de San Juan de Dios al comienzo de la tarde
Stmo. Cristo de la Salud, el más antiguo de Murcia
Ntra. Sra. de Gracia y Esperanza saliendo de San Juan de Dios
Llegando a la Catedral
Cruz del Santo Espíritu, emblema de la Asociación de la Salud,  frente a la Catedral
Ntra. Sra. de Gracia y Esperanza en Cardenal Belluga
Santa María la Real de Gracia y Buen Suceso
Encuentro de las dos imágenes al término de la procesión.
GRACIA, ESPERANZA Y BUEN SUCESO

Comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *