No puedo dejar de pensar en ti

NO PUEDO DEJAR DE PENSAR EN TI

Es increible lo que una estampica puede hacer. Cuando esta mañana de lunes he cogido la chaqueta, del bolsillo, como por descuido, se ha resbalado la estampica que ayer me dieron camino del santuario. Me he quedado un rato mirándola y, de repente, me he visto con los auriculares puestos y escuchando de nuevo La Tuna Pasa con los ojos cerrados mientras veía, envuelta en la nebulosa de los sueños que se sueñan despierto, a mi Virgencica salir de nuevo por la Calle San Pedro...

No, no puedo pararme a soñar, lo pasado, pasado está... Pero es que ayer fue un día tan grande... Aún queda en mi paladar el sabor de la sardineta del sábado por la noche, en mis oidos las risas mientras las amistades disfrutábamos de la tradicional verbena de la romería. Vuelven a resonar los repiques de campanas que, a las 6:30, tocaban despierta llamando a Cieza para acudir en pos de su Madre. El Himno Nacional y La Tuna Pasa, el retumbar de la traca y el olor a pólvora mezclado con el dulce aroma de la mañana. Los pétalos al vuelo cayendo sobre su hermosísima figura... No, hoy hay mucho que hacer y no puedo entretenerme recordando estas cosas... Pero...ay... es que tan poco tiempo ha pasado y ya la echo de menos...

La Calle San Pedro, Cánovas, Barco y Juego de Bolor llevando como un devoto río de gente a nuestra Reina, que bailaba al son de los romeros sones de pasodobles y coplas. El Puente lleno de devoción: ese niño demasiado pequeño para subir hasta el santuario que, en brazos de su madre, despide, echándole besos, a la Virgen; esa mujer, apocada y dolorida por el peso de la edad, llorando con sus ancianos ojos por ver a la Madre tan guapa como siempre, o aun más, despedirse de ella. En la mente de esos ciezanos que, a orillas del río Segura, despiden a su Señora, queda grabado el momento en que el tiempo se congeló y nada existió más que los ojos devotos que la miraban y los ojos amorosos del Buen Suceso. Ella se gira para saludar de ese modo tan especial a todos los ciezanos, los presentes en el puente y los que no han podido bajar y la ven desde lo alto del muro... y desde ese otro muro de las nubes, el que se esconde más allá de la Atalaya y por el que sólo se entra a través del Arco de María.

Prosigue hacia su santuario, la luna la despide también allí y, en el Puente de los Nueve Ojos, la recibe el sol, iluminando desde la lejana ermita del Consuelo. En el Maripinar, parada de rigor: Traca para recibirla y café para los anderos. Los romeros toman dos decisiones: unos adelantan para hacer el camino y esperarla en su atalaya y otros se aferran aun más a su Cetro Maternal. Vivas y pasodobles el resto del camino, palmas y cantos, risas y llantos...
"Morena, la de los rojos claveles, la de la reja florida,
LA REINA DE LAS MUJERES"
 
"Ay, Campanera, aunque la gente no quiera
TÚ ERES LA MEJOR DE LAS MUJERES
porque te hizo Dios su pregonera"
 
"Cuando me miras, morena, de adentro del alma un grito se escapa,
para decirte muy fuerte:
GUAPA, GUAPA Y GUAPA"
 
 
Los preparados y experimentados anderos sufren con gusto el dulcísimo peso de Ella y el calor del sol. Sin embargo, aunque renuentes, ceden su puesto en la vara al pueblo, deseoso de llevarla. Y así, de estas ciezanas maneras, llega la Patrona al santuario y, al saludar a la Cruz, se bendice el pueblo y se le pide a Ella, más cercana a Dios que ninguno, que interceda para traernos el tan necesario agua.
 
A veces creo que no necesito ir a verte, ni siquiera recordarte, hay tantas cosas por hacer en el día a día... Pero, después de bajar cada mañana a la iglesia a visitarte, me doy cuenta de lo mucho que preciso mirarte, rezarte, hablarte, contarte mis penas y alegrías, cantarte y gritarte:

¡Viva la Virgen del Buen Suceso!
¡Viva la Patrona de Cieza!
¡Viva la Virgen del Buen Suceso!
¡Viva la Reina del Castillo!
¡Viva la Señora de la Atalaya!
¡Viva la Paloma del Collado!
¡Viva la Estrella Radiante!
¡Viva la Soberana del Buen Suceso!
¡Viva la del Cetro Maternal!
¡Viva la Guardiana de la Vega Alta!
¡Viva la Madre de los Ciezanos!
¡Viva la Más Guapa de las Ciezanas!
¡Viva la Flor de Cieza!
¡Viva la Gloria de Nuestro Pueblo!
¡Viva el Buen Suceso Celestial!
¡Viva su Divino Hijo!
¡Viva el Divino Infante del Buen Suceso!
¡Viva nuestra Reina Coronada!
¡Viva Nuestra Señora, la Santísima Virgen del Buen Suceso!
¡Viva la excelsa patrona de Cieza!
¡Viva la Virgen del Buen Suceso!
¡Viva la Virgen del Buen Suceso!
¡Viva la Virgen del Buen Suceso!
¡Y que viva la Madre de Dios!
¡Y que viva la Madre de Dios!
¡Y que viva la Madre de Dios!
¡GUAPA, GUAPA Y GUAPA!


Reportaje Fotográfico Completo:

NO PUEDO DEJAR DE PENSAR EN TI

Comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *