CUARESMA 2017: De otras Semanas Santas

Hoy nos escribe un compañero cofrade y músico que, en Semana Santa, vuelve a la ciudad de su familia, a la castellana villa de Ávila. Por Jorge Carretero Koch:

ÁVILA Y SU SEMANA SANTA

Ávila, la ciudad de los Caballeros. Ávila, la Jerusalén de Occidente. Ávila y su muralla viven intensamente su semana de Pasión. Una Semana Santa en la que se mezcla arte y devoción, lo antiguo y lo nuevo. Una semana de dolor por la Pasión y Muerte de Jesús y de alegría por la Resurrección del hijo de Dios.
Hablar de la Semana Santa abulense es hablar de su historia, de su tradición, de su devoción. Devoción al ver a Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli en la noche de Martes Santo. O de silencio en la madrugada de Jueves Santo cuando sale a la calle el Santísimo Cristo de las Batallas, imagen que acompañaba a los Reyes Católicos en sus guerras. Un silencio unido al roce de los pies de los anderos en el frío suelo, a veces roto por el agónico sonido del cornetín o por el tintineo de las esquilas.
Hablar de la Semana Santa abulense es hablar también del multitudinario viacrucis alrededor de la muralla la madrugada de Viernes Santo. Un viacrucis presidido por el Cristo de la Buena Muerte o de los Ajusticiados. Un cristo con una espalda desgarrada por nuestros pecados pero con una mirada que transmite perdón y paz. 
 
En esta Semana de Pasión tampoco nos podemos olvidar del Encuentro entre el Santísimo Cristo de la Ilusión y su madre, Nuestra Señora de la Esperanza la noche de Lunes Santo; de la noble y majestuosa tarde de Martes Santo, cuando sale la  Virgen de la Estrella y el Jesús Redentor ante Caifás. O la procesión del Miserere en la madrugada de Miércoles Santo, una procesión en la que unos cien penitentes, tres de ellos portando cadenas en sus tobillos, van andando junto a María Magdalena hacia la ermita del Humilladero donde se canta el Miserere, preludio de la muerte de Jesucristo. 
Por último, cabe mencionar la procesión general de Viernes Santo. Desfile solemne que aglutina a todas las cofradías, en perfecta unión, acompañando al Santo Sepulcro y a la Virgen Dolorosa. También procesiona el Santísimo Cristo de las  Murallas, símbolo de la Junta de Semana Santa de Ávila y del pueblo en general. 
Pero no sólo es esto, Ávila tiene mucho más. Son catorce cofradías que anuncian la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo. Catorce cofradías que han otorgado a Ávila el título de Interés Turístico Internacional. 

Comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *