La espera, la eterna espera - Parte III

Nuestra Señora de Gracia y Esperanza con su escolta de la
Brigada Paracaidista de Alcantarilla y sus dos nuevos ciriales
Procesión de los Hijos de María
Jueves Santo 2017
13/4/2017, JUEVES SANTO, CENIT DE LA GLORIA. Con los sones del Novio de la Muerte y el aroma mezclado de los claveles y del cordero pascual comienza el día más largo: el Triduo Pascual. Incienso, cantos, Cristo entregado en el Santísimo Sacramento y agonizando en el Getsemaní del Monumento. Así comienza en verdad el Jueves Santo. La Cruz de Caravaca luce en el manto dichoso y florido de Nuestra Señora de Gracia y Esperanza, con el palio más engalanado que nunca, con sus dos nuevos ciriales, con sus velas y flores de cera y con su corona nueva. La Gloria comienza en el encaje de una mantilla, en la cruz de un rosario, en una lágrima desgranando destellos de cera fundida. Bendita la Madre de Jueves Santo, bendita la Esperanza Ciezana, a quien el arrullo de las bandurrias mece en la Esquina del Convento. Bendita la Reina llena de Gracia, que espera inalterable la gloriosa Resurrección… Y el llanto vuelve a asomar en mis ojos cuando Jesús de la Agonía muere en el tenebroso silencio de la noche. Casi roza el arco de la puerta, va acariciando las añejas y carcomidas fachadas de las angostas calles del casco antiguo.

Stmo. Cristo de la Agonía frente al
monasterio de las Clarisas
Procesión del Silencio
Jueves Santo 2017

La Muerte esta noche venciendo pierde
Pues, muriendo el que es la Vida
Muere la Muerte de vida hendida
Muriendo vence la Vida a la Muerte

¡Qué dolor esta noche en la Cruz verte!
Parece ser mi alma la que está herida
Pues sufro al mirarte en tal Agonía
Al ver lo que por mí hubieron de hacerte

Oh, noche, noche fría y desgarrada,
Déjame en tí mirarlo nuevamente
En tu silencio, noche despiadada

En ti, ¡oh, noche oscura!, tristemente
Déjame cruzarme con su mirada
En ti, muriendo silenciosamente

(Fragmento de Al Cristo de la Agonía
Antonio Jesús Hernández Alba)

Mi voz lloraba ese poema hace meses escrito, preparado para esa noche, apenas necesitó correcciones cuando lo escribí, pues su sólo recuerdo me llena el alma de oraciones. Por la calle de la Hoz mis ojos llorando vi, llorando por la Muerte del que es la Vida, llorando por mi Cristo de la Agonía. El Silencio es para mí momento de profunda reflexión y llanto, pues su misteriosa efigie, su delicada música, su callado caminar me invitan a mirar dentro de mí, ver todos mis pecados y llorar por ellos. Y, ante el Sagrario, recogido ya en su capilla el Señor de la Agonía, recé por mi salvación y la de todos.

Manto de flores y Clero
Procesión de los Hijos de María
Jueves Santo 2017
Stmo. Cristo de la Agonía por la Calle de la Hoz
Procesión del Silencio
Jueves Santo 2017
Relevo del Nazareno
Procesión del Penitente
Viernes Santo 2017
14/4/2017 Entre ecos de la lejana Sevilla, en la duerme vela de esta noche de madrugá, se cierran nuestros ojos a unos instantes breves de sueño, pues el alba ya está cerca, comienza el VIERNES SANTO. Hoy he tenido una reflexión sobre los fotógrafos y videógrafos que capturamos momentos de nuestra Semana Santa, si bien estamos en cada instante de ella, estamos apartados, somos un espectador que, pendiente de la cámara, se pierde lo que está grabando. Tanto es esto que, al paso del Nazareno, durante unos instantes bajé la máquina y sencillamente contemplé a Jesús caminar por la esquina del convento. Vi a los anderos sudar y sufrir como el Redentor, vi a los nazarenos caminar elegantes con sus cruces, vi a la banda en su esfuerzo por hacer las cosas bien. Ahora comprendo lo que se siente al ser un cofrade de las aceras. Quizás llegue el día en que deje la cámara, el oboe y la túnica y los cambie por la silla de esparto y la bolsa de pipas. Desde dentro se vive muy bien la Semana Santa, el peso del trono, las carreras de esquina en esquina con la cámara, el calor lacerante del viernes santo al tocar por la calle Salvador Seguí, todo esto, por duro que parezca, es el aliciente del cofrade activo mas, desde la silla, el cofrade pasivo, el espectador, puede captar cada ínfimo detalle de la Semana Santa y vivirla más plenamente que nadie.

Entrada de la Dolorosa
Procesión del Penitente
Viernes Santo 2017
Ni siquiera con la Dolorosa guardada ya en la Casa de los Santos, ni con el Santo Cristo reposando muerto en el Sepulcro del Monumento permito expresiones de nostalgia o tristeza por el final de la Semana, aun queda la gran noche y la madrugada de la Redención. Quizás sea el cansancio, que ya hace honda mella en mi moral, pero los Oficios hoy me han resultado más sentidos que nunca: CRISTO HA MUERTO, mas La Muerte no es el Final, así lo demuestran los Dormis, llevando alegres al mismo Dios dormido que esta noche llorarán en su sepulcro morado.

Apenas comprendo cómo, medio durmiendo, pude llegar al final de esta solemnísima procesión, caminaba por inercia, tocaba por instinto, pues el sueño embotaba mi mente. Sin embargo, al encerrar la Santa Cruz me reactivé, había que estar despiertos. CRISTO HA MUERTO en la casa de los Dormis. San Juan, obedeciendo el último mandato de Cristo, espera a su Madre, la Soledad, en la puerta de la Iglesia, de su casa. El corazón atravesado de su manto es el último reflejo de este día, el más largo del año, que ya acaba. Ya es SÁBADO DE GLORIA. Parece un sueño, es irreal, el mundo físico y el espiritual esta noche están más cerca que nunca, de forma que Cristo, utilizando su propia cruz, esa que hoy le oprimía la espalda y en la cual murió, como callado para pastorear a su rebaño de la oscuridad a la luz. El aroma del incienso, el calor de los cirios y los pebeteros, y la mirada tranquila del Señor de las Ánimas convierten esta noche para mí en la más mágica del año. Oh, Dios del Cielo, Señor de lo infinito, tiende tu mano y abre los Abismos. Ya despunta el nuevo día, el Sol vuelve a nacer, recordándonos que la oscuridad nunca vence del todo. Ha terminado la PASIÓN.

Traslado de la Cama de Cristo
Viernes Santo 2017
Stmo. Cristo del Consuelo en los Oficios
Viernes Santo 2017

Encuentro de San Juan y la Soledad
Procesión del Santo Entierro
Viernes Santo 2017
Salida de la Procesión del Descenso de Cristo a los Infiernos
Sábado de Gloria 2017
Entrada de la Procesión del Descenso de Cristo a los Infiernos
Sábado de Gloria 2017

Tercio Infantil de la Cofradía del Stmo. Cristo del Perdón
Pasacalles de los Tercios Infantiles
Sábado de Gloria 2017
15/4/2017, LA GLORIA COMIENZA. Ya ha terminado todo, todo está cumplido, así que, ¿para qué esperar más? Festejemos la Resurrección, que Dios  Resucitado se haga presente en la mirada límpida de los niños. Habrá que darles la oportunidad de que aprendan y de que puedan relevar, en un futuro a los mayores. Nada importa ya, ni protocolo ni parafernalia, que comience la gloria y que la comiencen los niños. ¡Que tarde tan gloriosa! ¡Qué noche tan Dichosa! Sólo ella conoció el momento de la Gloria. Los tambores, que fueron en aquel ya muy lejano miércoles de ceniza diana y heraldo de pasión, que en el también lejano Viernes de Dolores anunciaron la pasión, vuelven a redoblar contándonos que nada ha sido en vano pues en esta noche CRISTO HA RESUCITADO. 

Jesús Resucitado
Procesión del Resucitado
Domingo de Resurrección 2017
16/4/2017, DOMINGO DE RESURRECCIÓN, 343 DÍAS PARA LA GLORIA. Todo ha terminado, en esta noche en que debiéramos estar alegres, tal como nos exhorta el sacerdote desde el altar, vestido de blanco y flor, no podemos estar sino melancólicos. Ya desde que terminara la Pasión permito los suspiros por lo que acaba y, en esta noche, soy yo mismo quien los exhala. En esta ciezanísima mañana he visto la Gloria en los ojos de niños y mayores, he visto la Gloria en la Cruz Triunfante del Ángel, en el Banderín de Jesús Resucitado.. y en el rostro aterrorizado de Carrillo, en la Mirada de la Magdalena ante el Aparecido, en las manos, cargadas de flores de las Santas Mujeres, y en el camino de Emaús. He visto la Gloria del Cielo abierto en su Ascensión, adelantando el final del tiempo de la Gloria. Y la gloria en los ojos de quienes lloraron en la Soledad del Sepulcro y que mantuvieron la Esperanza. CRISTO HA RESUCITADO, ALELUYA. Mi corazón salta de alegría por esto, mas un riconcito de mi alma llora, aunque no debiera, pues, si bien vivimos de, por y para nuestra Semana Santa, no en vano somos portadores de la Esperanza porque lo que de verdad vivimos es

LA ESPERA, LA ETERNA ESPERA

Entrada de la Stma. Virgen del Amor Hermoso
Procesión del Resucitado
Domingo de Resurrección 2017

Comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *