La espera, la eterna espera - Parte II

Procesión de la Palma
Domingo de Ramos 2017
9/4/2017, DOMINGO DE RAMOS, PRIMER DÍA DE LA GLORIA. ¡Por fin! ¡Que alegría cuando me dijeron: “Vamos a la casa del Señor”! Ya están pisando nuestros pies, tus umbrales, Jerusalén. Cieza es Jerusalén, y se ha hecho de rogar esta metamorfosis. Pero ya se ha cumplido, las palmas inundan Cieza, la Espera ha concluido… aunque los hay que están tristes, pues ven el final próximo. Que lloren ellos, que acabamos de empezar y Jesús pasa ante nosotros, bendiciéndonos, pues le recibimos con tanta algazara que no puede sino echar sus bendiciones. Nos saluda a la cámara, mientras el sol tiñe su faz de luz dorada. ¡Qué gloria de mañana! Los niños hoy se estrenan, los padres disfrutan inculcando el amor por la tradición a sus hijos y Cieza olvida todo pesar para acompañar a Cristo en su caminar a lomos de la burrica. Y, al caer la tarde, se vuelca hacia la ermita, desbordando aceras y calles, colmando plazas e iglesias para acompañar a su Cristo. ¡Qué gloria de Tarde! La gloria de Cieza se pasea entre su pueblo, consolando sus aflicciones. El órgano suena bajo los dedos emocionados del organista, que interpreta el himno de los himnos, el cántico ciezano por excelencia, el Cristo Bendito, Gloria de Cieza. Pero, aunque lo toque y se sienta emocionado por ser él quien mece a su Cristo, sabe bien que no es así, que es Cieza quien lo lleva en volandas con sus cantos. Y no es trabajo duro, pues ya lo llevan en su corazón cada día. Cristo ha entrado a Cieza, Jerusalén del Segura, como Rey y Señor y, para la caída de la noche, ha conseguido colmar de alegría el pétreo corazón de este su pueblo.

Salida del Traslado del Stmo. Cristo del Consuelo
Domingo de Ramos 2017
Nuestro Padre Jesús Nazareno, recien cambiada la túnica,
junto a los pasos del Cristo de la Agonía y la Flagelación
Tarde de Lunes Santo 2017
10/4/2017,SEGUNDO DÍA DE LA GLORIA. Se cumplen tradiciones este día, el Señor Jesús, el Nazareno se reviste de majestad para entronizarse, esperando la noche de Martes Santo. Cieza y su Cristo de la Sangre, cada año más solemne y reposado, queda atrás en mi vista, que se enfoca en el destino del corto viaje: Murcia, la Semana Santa Huertana. Se oyen burlas, ecos de tradición, heraldos de pasión, los pasos avanzan en volandas, sin apenas levantarse a hombros de sus estantes, relatándonos la pasión de Cristo como en un sueño surgido del abismo del tiempo, renovado cada año cuando, envuelto en incienso, iluminado por los faroles de su tercio, el Señor del Malecón sale a ofrecer su Perdón a Murcia entera. ¡Qué glorioso reencuentro! Entre sombras vuelvo a ver a aquella que vi coronarse de gloria una mañana de mayo. Soledad que tras el Perdón caminas, guíame en esta tarde en que, por primera vez me alejo de mi Cieza en Semana Santa. El Romea se convierte en Getsemaní mientras dos ángeles magentas nos hacen de narradores, en la fachada del antiguo convento dominico, Caifás ordena el Prendimiento e increpa al que es la Vida para arrancar de Él su sentencia. Flagelado bajo la luna de Santo Domingo, se corona de Espinas en ese pretorio entre la Murcia añeja y moderna. Trapería se convierte en la Vía Dolorosa, y Jesús se despide de su Madre allí para, más adelante, ser enjugado su divino Rostro agotado. En la plaza de la Cruz es elevado su bendito Cuerpo para morir en el calvario más murciano que puede existir. Salzillo en Belluga nos relata el momento supremo, mientras sus seguidores completan la escena, abrazandose al Rosal de San Antolín. La luna mira a la Luna en la solitaria noche de la Catedral. Que distinto este momento a aquel en que te conocí, y que parecido, pues en ambos te coronaron, entonces el sol con su fulgor, ahora la luna con sus destellos. Flores, Santa Catalina, San Pedro y San Antolín, fin del sueño de una noche de Pasión Murciana.

Stmo. Cristo del Perdón (Murcia) a su paso por Santa Catalina
Lunes Santo 2017
11/4/2017, TERCER DÍA DE LA GLORIA. ¡A quién buscáis! A Jesús, el Nazareno, que la iglesia está cerrada y no lo encontramos. Ya desde primera hora de la tarde anduvimos buscando el momento de prender a Jesús, para enseñárselo a las nuevas generaciones de mi familia. Al caer la tarde, Cristo partió el Pan y entregó el Caliz, oró al Padre en el Huerto y fue traicionado por Judas con un Beso. Con paciencia esperé a que el terciopelo me ciñera y el paso marqué por fin al abandonar la plaza. Martes Santo era completo cuando, por fin, llevé sobre mis hombros al Señor y, agradecido, un padrenuestro le recé entre las varas mientras osaba cruzar mi pecadora mirada con la suya, límpia y serena. No faltaron momentos de emoción, de júbilo, en la gloriosa noche de Martes, que anticipó la Gloria de la entrega suprema del Amor de Cristo. Fui andero por una noche, y no por suerte, pues quiero creer que Él me dejó serlo. Y de nuevo se lo agradecí cuando, al acostarme besé, como cada noche, pero con más fervor, la medalla que me identifica como hijo suyo.

El Nazareno a su llegada a la Plaza Mayor
Martes Santo 2017
Pasacalles de los Tercios Infantiles
Cofradía de la Samaritana
Miercoles Santo 2017
12/4/2017, CUARTO DÍA DE LA GLORIA. Floristas en acción, varas en movimiento, tronos de un lado a otro. Mañana de Miércoles Santo bulliciosa para preparar la primera gran noche. ¡Qué tarde tan gloriosa! Esto es Cieza. Revuelo de túnicas corriendo por las callejas del casco antiguo, risas y conversaciones a prisa y corriendo, por un lado un pasacalles para los críos, por otro, San Juan, bailando palma al viento, por otro, la Magdalena con su pelirroja melena en movimiento. Ahora dan una vuelta, ora corren, ora se paran y se recrean, ahora cantan y al segundo rien.  Ahora se encuentran y se saludan en reverencias uno a la otra. Esto es Cieza, una tarde en que se vuelve a encontrar ese espíritu procesionista de alegría pura, sin importar protocolo ni parafernalia, solo importan dos cosas: disfrutar junto a tu Hermandad y gritarle vivas a tu Santo. Y, por la noche, con el Himno Nacional, volvemos a la seriedad, las filas bien formadas, las túnicas bien puestas, el paso bien llevado. No hay prisas, la noche es joven y el recorrido largo: ¡que se luzca bien la procesión! Bien quisiera yo dividirme para capturar todos los momentos de nuestra Pasión, los mil detalles que hacen a Cieza ser Cieza y que nos dieron la Declaración de Interés Turístico Nacional… y que nos darán a buen seguro la Internacional; y, al mismo tiempo, cargar con mi hermandad y tocar con mi banda también. Pero la ubicuidad no está entre las capacidades que Dios nos ha dado. Lo que disfruta uno con las carreras de una esquina a otra, para pillar a tal paso por tal sitio, para grabar la salida de este o la entrada de aquel, para dejar la cámara y coger el oboe antes de que salga el Santo Cristo. Creo que, si no saliera con la banda, seguiría corriendo igual. No se vivir la procesión sin participar de alguna manera en ella, me he acostumbrado a ser reportero aficionado por, para y de nuestra Semana Santa y no me veo viendo una procesión sin la cámara… o sin una túnica, o sin mi oboe, fiel e incansable compañero de fatigas, dura carga en las noches frias y dulce apoyo en esas mismas noches. Aun y con todo, siempre hay un momento para detenerse y mirar un instante el rostro amable de mi Señor del Consuelo, que tanto hace por mí y por todo su pueblo de Cieza, y rezarle, como manda la tradición, un padrenuestro pues, ya se sabe “Quien ante el Santo Cristo…” Tantos momentos, tantas conversaciones, tantas carreras, llantos, oraciones, risas, enfados y parones que no me explico cómo sobrevivimos así… ni cómo podemos vivir sin ellos. Entre los acordes del Prendimiento y de Solemnidad acaba la noche de túnicas rojas de Sangre derramada del Costado del Consuelo y del Corazón de la Dolorosa, una noche que es el ecuador de nuestra


SEMANA SANTA DE CIEZA 2017

Santa María Magdalena vista a través de las
ménsulas del trono de San Juan
Traida de los Santos
Miercoles Santo 2017
Stmo. Cristo del Consuelo a su entrada
Procesión general
Miercoles Santo 2017

Comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *