CUARESMA 2019: Música y Semana Santa 03x2

La Corneta en Cieza. Primera Parte
Por Antonio Camacho García

Cuando hablamos de la corneta en Cieza fácil es relacionarla con las Agrupaciones Musicales de ‘Averrores’ o ‘Medina Siyasa’ por su cercanía y larga trayectoria en nuestros desfiles procesionales, o más claramente con la música procesional andaluza de la cual es tan característico este instrumento. Quizás, si hablamos del origen de este género musical casi todos lo relacionaremos con la Banda del Cuerpo de Bomberos de Málaga, fundada en 1911, que bajo la dirección de Alberto Escámez transformará el estilo, desvinculándose de las añejas bandas militares y comenzará una senda de composiciones propias en su andadura hasta las bandas y agrupaciones que hoy en día conocemos. Pero… ¿Y si os digo que este es un instrumento muy arraigado en Cieza, y sobre todo en su Semana Santa, mucho más allá de las bandas actuales?

Y es que ya en el siglo XIX se hacen menciones a la corneta en la villa de Cieza. En el seno de la Cofradía de Jesús (actualmente conocida entre los ciezanos como la del Nazareno), nace la Hermandad de la Convocatoria de Jesús, que a posteriori sería conocida popularmente como ‘Los Armaos’, y con ella llega su banda de cornetas y tambores, que haciendo honor a su nombre se encargaban de convocar al pueblo a las procesiones de Semana Santa con el redoblar de sus tambores y el resonar de sus cornetas, tanto a pocas horas de las mismas, como en las semanas previas. Pero del mismo modo no es de extrañar que la corneta comenzara a tener un papel de mayor importancia al menos un siglo antes, ya que se cree que el Acto del Prendimiento puede tener raíces dieciochescas, y era esta Hermandad de la Convocatoria la encargada de organizar este acto con su aparición en el siglo XIX.

En 1893, en la publicación ‘El Combate’ del día 2 de Abril de ese mismo año, se hace referencia a la banda y orquesta del maestro Antonio León Piñera, famosamente conocido en su Cieza natal por la composición de marchas y pasodobles dedicados a pasos de su Semana Santa que a día de hoy todavía se siguen interpretando. Es esta referencia a una banda, a parte de su orquesta, la que me hace pensar que pueda referirse está a una banda de viento metal o ensamble de metales, la cual se podría asemejar a las actuales agrupaciones musicales. Y es que esta teoría se aventura gracias al reciente descubrimiento de marchas realizadas por este compositor ciezano, de las cuales solo se conservan los papeles para instrumentos de viento metal, no necesitando ayuda de las maderas para poder entender estas obras al completo.

Esto se puede ver más claro en la prensa local de 1900, más concretamente en ‘La Voz de Cieza’, y en su edición del 2 de Abril, se menciona entre otras cosas el nacimiento de la Banda de Tambores y Cornetas del Santísimo Cristo del Consuelo. Del mismo modo los diarios locales y regionales se hacen eco en 1903 de la Semana Santa de Cieza, y no solo destacando la solemnidad de sus desfiles, sino que además hacen referencia al majestuoso acompañamiento musical de las Bandas de Cornetas y Tambores de la Hermandades de la Convocatoria y del Santísimo Cristo del Consuelo, situándolas a la altura de la numerosísima orquesta de la Hermanad de San Juan y de la Banda Municipal de Cieza.

Gracias también al diario ‘La Verdad’ y a su publicación del 3 de Abril de 1929 tenemos la constancia de otra banda más dentro de las cofradías y hermandades ciezanas, el cual decía así: ‹‹‘Los Armaos’, y las cofradías del Santo Cristo y la Magdalena, han reforzado sus bandas de tambores y cornetas, habiéndose traído de Hellín un número respetable, adquiridos por las hermandades›› refiriéndose así a la compra de instrumentos. Del mismo modo, el Libro de Actas de la Cofradía del Santísimo Cristo del Consuelo, relata en abril de 1943 como la cofradía adquirió para su banda varios tambores, trombones, fiscornos y trompetas, lo que daría en Cieza una banda similar características a las actuales agrupaciones musicales aproximadamente dos décadas antes de que este género naciera en la capital andaluza. Así mismo es de destacar que durante esta época, años 40 o 50, la banda del Santo Cristo llegó a ser dirigida musicalmente por el ilustre ciezano Manuel Juan Carrillo Marco, entre otros.

Los años 50 y 60 fueron quizás años dorados para las bandas de cornetas y tambores en Cieza. En 1957 la Junta de Hermandades Pasionarias estandarizó los honorarios que los integrantes de las bandas de cornetas y tambores percibían por su participación en los desfiles procesionales quedando con 25 pesetas para los tambores, y 50 pesetas para los cornetas, además de exigir a las hermandades una relación escrita de sus miembros para impedir que se fueran cambiando de unas bandas a otras. Directamente relacionado con esto en 1968 las bandas del Santo Cristo, la de San Pedro y la de Jesús Resucitado (esta última fundada en 1963) enviaron una carta de protesta a la Junta de Hermandades Pasionarias porque a sus miembros ‹‹una vez que están a punto y educados en su cometido, entonces por miembros de la Hermandad del Tercio Romano son solicitados ofreciéndoles mayor cantidad a percibir›› lo que dejaba patente la rivalidad entre las bandas locales por ser la más destacada y lo que provocó volver a instaurar de nuevo la prohibición de que los integrantes de las bandas pudieran cambiar de unas bandas a otras.

Tal era la popularidad de las bandas de cornetas y tambores en Cieza que a lo largo de los años 70 y 80 fueron muchas las cofradías que crearon bandas propias, cierto es también que muchas fueron impulsadas por que les suponía un menor gasto económico que al contratar bandas de música, siendo de este modo como aparen bandas en cofradías como la de Jesús Nazareno o la Samaritana, y del mismo modo viéndose reforzadas las ya existentes, aunque destacando por encima de ellas la del Tercio Romano del Santo Sepulcro, y la del Santísimo Cristo del Consuelo, siendo esta última la de mayor envergadura pudiendo llegar a tener en sus filas a cerca de un centenar de componentes, y que además no solo acompañaría a la imagen del Santo Cristo, sino que también lo haría con la Santísima Virgen del Amor Hermoso en la procesión de Domingo de Resurrección al menos en los años setenta.

Por aquel entonces la gran mayoría de bandas desfilaban ataviados con las túnicas de las cofradías, como hasta no hace mucho lo hacían las bandas que acompañaban a San Juan o al Santísimo Cristo del Consuelo (tras la desaparición de su banda de cornetas y tambores), o en otros casos las bandas desfilaban ataviados con uniformes militares como era el caso de las bandas de San Pedro y del Santísimo Cristo del Consuelo.

Patente queda el arraigo de la corneta, y las bandas de viento mental en Cieza desde al menos dos siglos atrás. Cierto es que las bandas han tenido sus altibajos a lo largo de la historia y si bien hasta los años 80 las bandas en muchas ocasiones se veían directamente influidas en su calidad musical por el devenir de las diferentes cofradías a las que pertenecían, en un futuro varias serían las que se desvincularían para comenzar una nueva época dorada en cuanto a la música procesional en Cieza se refiere.

Banda del Tercio Romano del Santo Sepulcro en la Procesión del Penitente, Viernes Santo de 1967. Foto: Antonio J. Alcaraz Vázquez.

Comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *