El Medinacelli se despide hasta 2020

Redes Cofrades Cieza/Antonio Jesús Hernández Alba 
Nuestro Padre Jesús de Medinacelli cerró con el Encuentro con su Madre el ciclo cuaresmal, aguardando ya el 28 de febrero, primer viernes de Cuaresma 2020 para salir de nuevo en Via-Crucis 

Durante toda la Cuaresma, Jesús de Medinacelli fue uno de los indiscutibles protagonistas, saliendo cada viernes a las calles de Cieza para realizar el rezo del Via-Crucis, llevando este piadoso ejercicio por distintas zonas de su barrio y de la localidad. Comenzaban cada día con la celebración eucarística para la cual, a pesar de ser día laborable, el Convento de San Joaquín se llenaba de devotos dispuestos a participar de esta práctica cuaresmal. Terminada la misa, el Medinacelli salía al encuentro de su pueblo, llevando su mensaje pasional a todos los rincones de la ciudad. 

En cada uno de los Via-Crucis, la Hermandad de Esclavos de Nuestro Padre Jesús de Medinacelli puso en la calle a la imagen de Palma Burgos, la cual fue acompañada por gran multitud de fieles, acompañando con sus cantos el rezo del piadoso ejercicio. Incluso el pasado 5 de abril, penúltimo Via-Crucis, en que, debido a la lluvia, el rezo se tuvo que realizar en el interior del templo, no faltaron devotos que se quedaran a rezar sentados, de pie o arrodillados ante la magnífica y sobrecogedora imagen de Jesús maniatado. 

Siendo ya Viernes de Dolores, el Medinacelli salió por última vez a rezar por Cieza, sobre su trono de salón, de mayores dimensiones al pequeño que utiliza en el resto de salidas. Fue un via-crucis lleno de sentimiento que terminó con el emocionante momento del Encuentro entre el Cristo y María Dolorosa en la Esquina del Convento. Al son del 'Ave Maria' de Schubert, Madre e Hijo se despidieron una vez más, prometiendo verse de nuevo el próximo Viernes de Dolores.
VIA-CRUCIS 2019

Comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *