Se paró el reloj. La Dolorosa paseó nuevamente por las calles de Cieza

Redes Cofrades Cieza/Antonio Camacho García
La noche del Viernes de Dolores ciezano volvió a ser el escenario perfecto para que la Virgen de los Dolores acabase con la ansiada cuenta atrás de los cofrades con su traslado-procesional.

El reloj del Convento de San Joaquín y San Pascual marcaba las diez, Nuestro Padre Jesús de Medinaceli asomaba por la calle San Sebastián, sonaban los acordes del Himno Nacional de España y la Santísima Virgen de los Dolores salía a la calle al encuentro con su hijo tras su largo peregrinar durante la cuaresma.

Con la música del gran compositor austriaco Franz Schubert, el 'Ave María', interpretado por la soprano ciezana Sacra Avellaneda, y acompañada por un cuarteto de cuerdas con guitarra, Jesús de Medinaceli se despedía del pueblo de Cieza hasta la cuaresma 2020 y la Virgen de los Dolores daba la bienvenida a la Semana Santa de Cieza 2019.

Los sones de la Agrupación Musical Averroes de la OJE abrían el cortejo del traslado tras el guion de la Cofradía de la Santísima Virgen de los Dolores. Mientras, todo el tercio de nazarenos de la cofradía precedía y acompañaba a la Dolorosa en su tranquilo caminar hacía la Basílica de Nuestra Señora de la Asunción al ritmo de la música de la Asociación Musical No Tenemos Prisa de la vecina Abarán.

A la llega a la plaza de la Santísima Virgen de los Dolores, la OJE cogió el relevo musical y acompañó a la sagrada imagen hasta su entrada en el templo, en esta ocasión acabando el desfile con la obra ‘La Muerte no es el Final’ del vasco Cesáreo Gabaráin, dedicada en esta ocasión a su Cofrade de Honor de este año 2019, Alberto Lucas, que tristemente falleció hace apenas unos meses y al cual la cofradía ha querido homenajear en el día grande de su titular.

Comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *