Santísimo Cristo del Consuelo

DATOS
Autor: Cristóbal de Salazar
Año: 1612
Trono: Pedro Herrera y Juan Moreno (1874-1875)
Lugar de Culto: Ermita del Santísimo Cristo del Consuelo.
Cofradía:
 https://www.redescofradescieza.es/p/santo-cristo.html
PROCESIONES

MÚSICA
  • Canto a las Cinco Llagas - Canto Litúrgico - José López (p.s. XIX)
  • Al Santo Cristo del Consuelo - Canto Litúrgico - Antonio León Piñera (f.s. XIX)
  • Himno al Santísimo Cristo del Consuelo - Pasodoble ciezano - Antonio León Piñera y Juan José Marcos Banegas (1909) https://www.youtube.com/watch?v=CkZcprhXIs0
  • Himno al Santo Cristo del Consuelo - Desconocido - Ángel Larroca Rech y José Lucas Conesa (1933)
  • Plegaria al Santo Cristo del Consuelo - Canto Litúrgico - Ángel Larroca Rech y José Lucas Conesa (ca. 1933)
  • El Cristo del Consuelo - Marcha de Procesión - José Gómez Villa (1948)
  • El Santo Cristo - Marcha de Procesión - José Gómez Villa (1995)https://www.youtube.com/watch?v=RK0qoppp8Z0
  • Himno del Año Jubilar - Marcha de Procesión - Francisco García Alcázar (2012)https://www.youtube.com/watch?v=D8zKnPcGOhI
RESEÑA HISTÓRICA
La devoción al Santo Cristo del Consuelo en Cieza la encontramos ya en torno a 1612, fecha en la que quedaría terminada una ermita y humilladero como colofón a un Via-Crucis que se ubicaría en el Cabezo de las Horcas, extramuros de la Ciudad. Esta ermita albergará la imagen de un crucificado de rasgos que caminan entre el renacimiento y el ya incipiente barroco. Este Cristo, conocido como “del Calvario”, mostraba al Señor muerto en la Cruz, con formas y rasgos equilibrados y suaves. Las investigaciones lo atribuyen a Cristóbal de Salazar, el cual realizaría en torno a esta época varios trabajos en la Catedral de Murcia. En esta época habría realizado un crucifijo que serviría de molde para tres imágenes hermanas que acabarían en Cieza, Caravaca de la Cruz y la Parroquia de San Miguel de Murcia respectivamente. A finales de este siglo, la devoción a la imagen ciezana aumentaría notablemente, cambiando por primera vez su advocación de “Calvario” a “Consuelo”. En torno a esta ermita e imagen encontramos enraizada la tradición del Rezo del Via-Crucis en las primeras horas del Viernes Santo.
Los primeros años del siglo XIX serán fundamentales para entender la devoción a esta imagen. Ante la sequía, según cuentan las crónicas, se decidió sacarlo en rogativa, consiguiendo resultados muy favorables. Volverá entonces a recibir, ya de forma definitiva el apelativo de “Consuelo”. Esto llevará a que, en 1806, se le haga un hueco en las fiestas patronales, dedicándole una función solemne el día 25 de agosto, se le escriba su propio novenario (obra de Domingo Morata) y, en torno a 1812, se le considere como Co-Patrón de la localidad. Se le agregará entonces a las rogativas en las que tradicionalmente participaban los Patrones, San Bartolomé y la Virgen del Buen Suceso (a los cuales llegará a sustituir a partir de 1846); haciéndole un hueco también en las procesiones de la Semana Santa. A mediados de este siglo, su camarera mandará realizar una cruz de plata, ráfaga y potencias, la cual luciría en sus salidas y cultos principales. En este momento quedaría fijada su tan característica iconografía, de Cruz redonda y metálica, con ráfagas y potencias y sudario (el tonelete ya aparece en grabados anteriores a esta época). En 1875 quedará terminado el trono que aun luce la imagen. El siglo XX llevará consigo un nuevo aumento en su devoción, volviendo a nombrársele como Co-Patrón en la década de los 20. En esta época participará en todos los grandes acontecimientos de la localidad, como la inauguración del Mercado de Abastos.
La imagen original será destruida en el asalto de la Ermita en agosto de 1936. Una vez acabada la Guerra, la cofradía y su camarería se ponen en contacto con Caravaca, llegando a un acuerdo con la Parroquia del Salvador para adquirir la imagen del Cristo de la Buena Muerte de la Ermita de la Reja a cambio de una talla del Sagrado Corazón. Esta imagen será restaurada por Manuel Juan Carrillo y por Juan González Moreno para volver a nuestros desfiles en 1940, realizándosele una nueva Cruz de madera dorada a imitación de la de Plata (a la cual se le pierde la pista durante el conflicto del 36). Así llega la imagen actual del Santo Cristo a Cieza, manteniendo intacta su devoción, en gran medida por el increíble parecido con la desaparecida imagen.
Cuenta el Santo Cristo con un amplísimo patrimonio, consistente en un par de coronas de espinas de orfebrería, varias mantillas o velos de novia que hacen las veces de sudario, y más de 50 toneletes. Este patrimonio se va incrementando cada año por donaciones de sus incontables devotos. Estos toneletes se le van cambiando a lo largo del año en función del tiempo litúrgico o de la época. Para los tiempos de adviento y cuaresma luce alguno de los varios morados que tiene, vistiendo este color en su Traslado de Domingo de Ramos. En ocasiones se lo ha llegado a ver de luto, sobre todo para el mes de noviembre. En tiempo pascual suele vestir de blanco. No obstante, para sus cultos, salidas procesionales y tiempo ordinario, suele ataviársele de color rojo, su color más propio. Es este color el que se identifica con la cofradía.
Desde el siglo XIX, el Santo Cristo ha participado en las procesiones General y del Penitente, desfilando tradicionalmente penitentes vestidos de paisano junto a Él en este desfile; y protagonizando un íntimo acto de desenclavamiento para desfilar la noche de Viernes Santo sólo la Cruz. Este acto se realizará de forma intermitente durante todo el siglo XX, desapareciendo definitivamente en los años 90. Desde entonces y hasta 2011 ha estado desfilando en el Santo Entierro. En 2012 se recuperará el paso de la Santa Cruz, primero con una magnífica Cruz dorada y desde 2014 con la propia Cruz del Cristo tras realizársele a él otra nueva, obra de Antonio Jesús Yuste Navarro y dorada por Javier Bernal. Protagoniza también su particular traslado procesional la tarde de Domingo de Ramos desde la ermita hasta la Basílica, regresando allí el día 3 de Mayo, día de la Cruz.

Comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *